Detalles del post: Técnicas, herramientas y recursos para la participación

15.04.08


Técnicas, herramientas y recursos para la participación
Permalink por Saravia @ 02:07:02 en Lecciones -> Bitácora: Mundos

Esbozo de la novena clase de teoría del curso 2007-2008 (15 de abril), sobre los derechos a la participación y al orden en el urbanismo.

Reunión de grupo en el Casal de Gent Gran de Roquetes (imagen procedente de la revista de L´Ateneu Popular 9 barris, nº 78, 2005, disponible en la red en noubarris.net/ateneu)

Para hablar de participación en el urbanismo vamos a centrarnos en los eventos, actividades, herramientas, recursos materiales y recursos humanos que pueden dedicarse al tema. Dejaremos para otra ocasión el debate sobre su conveniencia, incluso sobre su obligación (no sólo, aunque también, obligación legal). Y la exposición de otros métodos, incluso de la organización de los presupuestos participativos o los talleres de futuro EASW. Pero hagamos una advertencia previa: la participación va vinculada al orden, a que exista un orden urbano que actúe como referente y marco de la participación. Si éste se deshace (por corrupción, manipulación, oscurantismo, etc.), la participación no tiene campo, no tiene suelo donde desarrollarse. Lo hará en el aire.

[Mas:]

Comentaremos únicamente algunos de los ejemplos que se proponen en la compilación de Nick Wates The Community Planning Handbook (Londres, Earthscan Publ., 2000; ahora disponible casi completo en la red, aquí), que sirven para tener una idea general de los mecanismos que se aplican en diversos países (la compilación es amplia), pero siempre dentro de la cultura británica.

Eventos

Action planning. Eventos para planificar una acción (“Día del planeamiento”, “Taller abierto”, "Fin de semana de planeamiento”, etc.). Pueden utilizarse en cualquier etapa del proceso de desarrollo y proporcionan una alternativa a la dependencia del planeamiento burocrático. La estructura habitual es ésta: introducción, problemas, opciones, análisis-síntesis, producción y presentación. Algunos, como los “talleres de microplanning” están pensados para situaciones en que no puede contarse con una buena preparación de los intervinientes. Unos 8 ó 10 representantes de la comunidad trabajan con un pequeño equipo de expertos durante varios días.

Activity week. Semanas de actividad. Constituyen un modo de concentrar energía y atención sobre el entorno local y las iniciativas para mejorarlo. Son particularmente efectivas si se transforman en eventos anuales e incluso más si forman parte de programas nacionales. Algunas actividades: ceremonias de premios (para los proyectos más imaginativos), concursos (de ideas, dibujos, etc.), exposiciones o muestras (de grupos de voluntarios, artistas locales), guided tour alrededor del área de interés, debates en torno a una conferencia o una película, ceremonias formales de inicio de algún plan (con la prensa y las autoridades), party (con vecinos y organizadores: recordad Erin Brockovich), public meeting (sobre un tema de actualidad, o con nuevas iniciativas), coffe morning (en torno a un tema relevante), proyectos de autoconstrucción (un jardín, pintar un mural, etc.), street party (eliminando los coches de la calle, al menos por esa tarde), etc.

Foros de planeamiento comunitario. Son eventos abiertos, con múltiples propósitos y que duran varias horas. El formato de tres etapas se diseña para garantizar la información, generar ideas y crear interacciones entre grupos con un mínimo de planeamiento de progreso.

Festivales del diseño. Producen conceptos creativos para el futuro de un área mediante la implicación de diversos equipos de diseño para desarrollar y presentar sus ideas en público. Constituyen un buen modo de estimular el debate y desarrollar soluciones imaginativas, particularmente en asuntos controvertidos.

Montajes en la calle (street stall). Son exposiciones interactivas que se llevan a cabo de puertas afuera. Hacen posible asegurarse los puntos de vista de gran cantidad de gente, más de la que es posible obtener en espacios cerrados. Son particularmente útiles cuando se requiere conocer los puntos de vista de la gente que utiliza una calle o un espacio público concreto. En algún caso se organiza un debate sobre el tratamiento del centro urbano, por ejemplo, discutiendo con los organizadores y dejando los comentarios en Post-it. Finalmente se prepara un documento de síntesis con los resultados obtenidos.

Actividades

Talleres informativos. Son simples y fáciles de organizar en varias sesiones de trabajo. Puede establecerse una agenda de proyectos o de información. Simultáneamente también pueden servir para introducir a la gente en el proyecto; ayudar a definir los asuntos clave; involucrar y motivar a los vecinos; identificar a personas con experiencia en los temas tratados o con talento específico para abordarlos; determinar cuáles han de ser las etapas siguientes. Son habituales al comienzo de los proyectos para planificar las acciones siguientes y pueden actuar como lanzamiento público del tema.

Catálogos para la selección. Proporcionan un modo de hacer buenas selecciones de los diseños más adecuados, dentro de una estructura predeterminada. Son particularmente útiles para ayudar a la gente a entender las diferentes opciones disponibles y proporcionar un modo de llevar a cabo las selecciones de forma que un gran número de vecinos se sienta implicado.

Exposiciones interactivas. Permiten a la gente tomar parte en los asuntos y debates, por sí mismos y pudiendo hacer añadidos o modificaciones a partir de exposiciones o montajes preparados previamente.

Talleres de diseño. Se trata de sesiones "mano a mano" que permiten a grupos pequeños de profesionales y no profesionales trabajar juntos creativamente, desarrollando planes y dando forma a las ideas de cada uno sobre la cuestión de que se trate. Generalmente forman parte de un evento para la planificación de la acción.

Priorización. Es un modo de situar en un orden de prioridades qué necesidades han de atenderse y cuándo, en qué orden. Es un aspecto importante, fundamental, en cualquier toma de decisiones y a menudo ha de ser realizado como una actividad de grupo si se quiere que haya acuerdo sobre los resultados.

Recorridos de reconocimiento. Supone la inspección directa de las áreas consideradas formando equipos en los que se mezclen gente local y expertos técnicos. Se usan para familiarizar a cada uno con el entorno físico y los asuntos clave al inicio de muchos procesos de planeamiento, y para revisar los progresos realizados en determinados intervalos de tiempo.

Herramientas

Reportajes fotográficos. Pueden realizarse con la ayuda de grupos de expertos, formando parte de una acción más amplia (o no). Los participantes recorren la vecindad solos o en equipos, tomando las fotos de lugares o temas previamente establecidos (generales o específicos). Más adelante las fotos son clasificadas, seleccionadas y ordenadas sobre paneles. También pueden incorporarse comentarios o bien permitir que los ponga cada uno de los visitantes en Post-it. Conviene que en los paneles se sitúen mapas para localizar los lugares desde donde se han hecho las distintas fotos.

Diagramas. Diagramas y esquemas son instrumentos basados en la imagen y muy efectivos para recopilar, discutir y exponer la información en todas las etapas de un proceso de planeamiento. Algunos ejemplos (entre mil): exponer los atributos de los distintos tipos de árboles en una tabla de doble entrada, dibujada en el suelo, para elegir los que vayan a plantarse en la zona. O las relaciones entre las diferentes partes de una ciudad o barrio. O la expresión de un calendario de trabajo. Etc.

Plano electrónico. Permite a la gente explorar un área y hacer comentarios desde terminales informáticos con un software especialmente diseñado. Tienen un potencial inmenso para ayudar a que la gente visualice las propuestas y dé a conocer sus puntos de vista. En la actualidad basta con Google Map para tener una imagen general, pero no es suficiente para obtener mapas temáticos. Normalmente en las comunidades autónomas facilitan este tipo de informaciones. (Por ejemplo, aquí).

Maquetas. Son una de las herramientas más efectivas para involucrar a la gente en el planeamiento y el diseño. Son particularmente útiles para generar interés, presentar ideas y ayudar a la gente a pensar en tres dimensiones. Pueden ser realizadas con una amplia variedad de materiales. Quizá sumamente complicadas, y tan realistas como sea posible, o bien únicamente sencillas e ilustrativas. La opción dependerá del objetivo del objetivo, los recursos y el tiempo disponible. Suele ser una tarea muy educativa y agradable, y a menudo se hace en grupos formando parte de un proceso más amplio de diseño y planeamiento.

Recursos materiales

Centro de diseño comunitario. Son espacios donde las comunidades pueden obtener ayuda técnica disponible para planificar y gestionar su entorno. Son el equivalente ambiental de los centros de salud, y resultan inestimables para ayudar a los actores locales a diseñar (e implementar) sus propios proyectos del entorno, particularmente en comunidades pobres.

Centros de arquitectura, Son lugares adecuados para mostrar el ambiente construido. En ellos pueden desarrollarse iniciativas locales o constituirse como un escaparate de propuestas. Normalmente consisten en un edificio público donde se organiza un ámbito para exposiciones, seminarios, y actividades sociales. Muchas veces será un edificio de interés arquitectónico o histórico (una antigua iglesia, por ejemplo, como en Frankfurt).

Tienda del entorno. Proporcionan un modo permanente de difusión de la información e impulso del diálogo. Pueden ser centros independientes o formar parte de una agencia local o de un centro comunitario. Vale cualquier tipo de local. En él se combina la venta de material útil para la mejora ambiental con demostraciones e información sobre iniciativas locales y proyectos. La tienda es un primer punto de atención para los habitantes del lugar que indica cómo podría mejorarse. También constituyen frecuentemente un escaparate de alguna agencia local o del mismo centro municipal (tiendas especializadas de los ministerios y administraciones autonómicas, por ejemplo).

Fondos de viabilidad. Proporcionan dinero a las organizaciones de la comunidad para pagar a expertos que desarrollen estudios de viabilidad sobre posibles proyectos. Son un modo altamente efectivo de poner en marcha iniciativas locales, que permiten llevar a los proyectos a un estadio en el que puedan atraer financiación exterior y conseguir otros apoyos. Pueden establecerse fondos por institutos o colegios profesionales, o por otras organizaciones o instituciones locales, regionales o nacionales. Entre los patrocinadores podrían incluirse también empresas. Conceden subvenciones para la realización de estudios de viabilidad que determinarán si las ideas son realizables, y cuáles son las mejores opciones y los costes. Si los proyectos tienen éxito en atraer capital financiero para el proyecto, el dinero de subvención es reembolsado a la organización que lo facilitó.

Unidad móvil. Pueden facilitar un soporte técnico a las actividades de planeamiento comunitario. Son particularmente útiles en comunidades que carezcan de instalaciones o donde se hayan planificado series de eventos similares en distintas localizaciones.

Recursos humanos

Equipo de asistencia para el diseño. Comprende un número de especialistas de una variedad de disciplinas relevantes que visitan un área y toman parte en un proceso participativo (por ejemplo, una semana del planeamiento). Son particularmente útiles para proporcionar un punto de vista actual e independiente.

Grupo de trabajo (task force). Los grupos de trabajo de diseño urbano son equipos multidisciplinares de estudiantes y profesionales que producen propuestas para un lugar o un barrio basadas en un programa intensivo de análisis del lugar, ejercicios de participación y trabajo de estudio, que normalmente duran varias semanas. Constituyen un modo eficiente de asegurar una alta calidad en el diseño de propuestas al mismo tiempo que proporcionan una oportunidad educativa de primer orden. Combinan lo académico, la educación y la práctica del diseño urbano con el desarrollo de propuestas realistas para la mejora de un sitio, un barrio o una ciudad. El personal académico y el equipo de estudiantes tendrán procedencias diversas, y tendrán edades diferentes. Por lo general son organizados por instituciones académicas.

Estudios de diseño urbano. Son unidades espaciales vinculadas a una universidad o a otro organismo educativo (frecuentemente, cuando la hay, una Escuela de Arquitectura), que tienen que ver con el trabajo de proyecto ambiental, y que habitualmente son de la misma localidad. Pueden proporcionar tanto una valiosa experiencia educativa para los estudiantes como un importante recurso para las comunidades locales. Tienen acceso a todos los recursos del establecimiento: personal, estudiantes, investigadores, instalaciones y equipo. En el libro se dice lo siguiente: Por extraño que parezca, no es nada raro este tipo de acontecimientos vinculados a la enseñanza de la arquitectura”. (Por supuesto, no se refieren a Valladolid).

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||