Detalles del post: La lechuza moteada y un guindo lleno de economistas

17.09.08


La lechuza moteada y un guindo lleno de economistas
Permalink por Saravia @ 23:26:37 en Economía urbana -> Bitácora: Plaza

Un artículo de Guzmán Cuevas, un libro de Sen y Kliksberg.

Un guindo en primavera (imagen procedente de witley-pc.gov.uk). Si observan con atención podrán ver que está cargado de economistas que aún no han caído.

Con motivo de la desaparición de tres notables economistas (Ghoshal, fallecido en 2004; Galbraith y Drucker, ambos fallecidos en 2006), el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla Joaquín Guzmán Cuevas presentó un texto en una reunión internacional de Ginebra titulado “Tres visiones éticas de la Economía: Galbraith, Drucker y Ghoshal” (luego publicado en el nº 15 de la Revista de Economía Mundial). Lo sorprendente no son tanto las actitudes de estos tres personajes como el dar por supuesta una posición general de la profesión contraria a sus planteamientos éticos. Por su parte, Amartya Sen y Bernardo Kliksberg siguen esforzándose, en Primero la gente (Ediciones Deusto, 2007), por “restaurar la dimensión ética en la discusión de los problemas económicos vitales”.

[Mas:]

De Sumantra Ghoshal se destacan en el artículo sus trabajos para mostrar “que los escándalos financieros de las grandes corporaciones tienen sus raíces en las teorías amorales, de carácter fundamentalmente técnico, que se enseñan en las escuelas de negocios de todo el mundo”. Y de John K. Galbraith la vehemencia crítica, en su última publicación, de “la no consideración del poder de los directivos en las doctrinas dominantes de la economía y también del management”. Por último se citan algunas de las últimas manifestaciones de Peter Drucker, un economista como Dios manda, que siempre separó los dominios de la ética de los de la economía, pero que en los últimos años (sería la edad) comenzó a preocuparse por la formación de los directivos, señalando la necesidad de que conocieran “todo sobre la cadena económica”, incluyendo el medio ambiente y “el entorno social” (repetimos: quizá fuesen los años. Murió con 95, y Galbraith con 97). En este sentido, insistimos en nuestra perplejidad por algunas afirmaciones del artículo donde se critica “la miopía intelectual en la mayor parte (si no en todos) de los modelos económicos”, que limitan las motivaciones económicas a la “recompensa pecuniaria”. Veamos otra cita: “La mainstream económica sólo considera `racional´ el interés propio materializado exclusivamente en el egoísmo pecuniario”. Pero ¿realmente los economistas ven las cosas desde esa perspectiva tan groseramente simplista?

Pero pasemos a un debate algo más concreto. El libro de Sen y Kliksberg es una colección de artículos, de los que nos parece especialmente significativo el titulado “¿Por qué debemos preservar la lechuza moteada?” (de Sen). Naturalmente, suponemos que estos autores no serán apreciados por ese arsenal de economistas a que se refiere Guzmán Cuevas. Y menos aún en este caso. Porque el autor ya no se contenta con superar los aspectos monetarios, sino que ni siquiera le basta ampliar su punto de vista a las cuestiones ecológicas. Al contrario, se pregunta si las conocidas formulaciones de Brundtland y Solow sobre sostenibilidad “integran una visión suficientemente amplia de la humanidad”. Y cree que no. No basta, dice, con asegurar un buen nivel de vida a las generaciones futuras. “Sostener condiciones y nivel de vida no es igual a sostener la libertad de las personas para que tengan –o salvaguarden- aquello que valoran o a lo que dan justificada importancia”. Y pone el ejemplo de las lechuzas moteadas (o cárabos manchados).

Tomemos –dice- “nuestro sentido de responsabilidad hacia el futuro de otras especies, no solamente porque (…) su presencia contribuye a elevar nuestras condiciones de vida”. Alguien puede defender (y de hecho muchos defienden) que se haga todo lo posible por defender la preservación de las lechuzas moteadas. Es cierto que “nuestras condiciones de vida poco o nada se ven afectadas por la presencia o ausencia de las lechuzas moteadas, pero tengo la firme creencia de que no debemos permitir su extinción, por razones muy poco vinculadas a las condiciones de vida de los seres humanos”. Poder defender esa creeencia (como tantas en el ámbito urbanístico) forma parte de su libertad. Y Amartya Sen concluye advirtiéndonos que “centrar la atención en las condiciones y nivel de vida en general puede pesar demasiado para prestar la atención debida a la importancia de libertades específicas. Puede haber una pérdida de libertades (y de los derechos humanos correspondientes) aun cuando no haya disminución en el nivel de vida global”.

Amartya Sen es economista. Premio Nobel de Economía de 1998.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||