Detalles del post: Urbanismo de Valladolid: el desgobierno

01.10.08


Urbanismo de Valladolid: el desgobierno
Permalink por Saravia @ 16:55:13 en Valladolid -> Bitácora: Plaza

Sobre la responsabilidad política de Manuel Sánchez

Valladolid. La avenida de Irún, junto a la vía del tren, en septiembre de 2008 (Foto: MS)

Es cierto que podemos acostumbrarnos a casi todo, y algunos hechos que en circunstancias normales nos llamarían la atención, una vez asumidos como rutina entran en la normalidad y pasan sin pena ni gloria. La cantidad de sentencias contrarias al urbanismo de Valladolid es ya tan elevada que una nueva, como la que se ha conocido hace unos días, prácticamente no es noticia. ¿No es llamativa esa indiferencia?

[Mas:]

Veamos una muestra: La Consejería de Fomento reconoce hace unos meses que en el expediente del Plan General actualmente vigente “se incurrió en un error material en el momento de la refundición”. Poco después el juez toma declaración, como imputado, al exconcejal de Urbanismo por supuestas manipulaciones del mismo Plan General. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 ordena, por ilegales, la clausura inmediata de las dos plantas rotatorias del aparcamiento de la Plaza de Portugalete. La Junta de Castilla y León, después de haber “dejado patente la imposibilidad legal de desarrollar un uso comercial, y en definitiva lucrativo, sobre un suelo de carácter dotacional”, modifica su criterio para dar cabida al Valladolid Arena, que defiende el Ayuntamiento. La Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado denuncia que la superficie del ámbito del Plan Rogers (de reordenación de los terrenos ferroviarios) es mayor de la que figura en el documento aprobado, por lo que este proyecto deberá someterse al preceptivo informe ambiental que pretendía eludir. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León declara la nulidad de la orden de Fomento por la que se modificó el Plan General para facilitar una “macroperación urbanística” en los antiguos terrenos de Piensos Cía. El Juzgado de lo Contencioso número 1 da un plazo máximo de dos meses para que el Ayuntamiento comience con las obras de demolición del inmueble nº 23 de la calle Niña Guapa. Otra sentencia declara la nulidad de la licencia de obras, del proyecto de ejecución y de la licencia de primera ocupación del denominado “Edificio Caja Duero”, situado en la plaza de Zorrilla y donde reside actualmente el alcalde de la ciudad. ¿Seguimos?

En el reciente libro de Alejandro Nieto sobre El desgobierno de lo público (Barcelona, Arial, 2008) se advierte de los peligros de “la legitimación por eficacia, que se desentiende de cualquier otra nota peyorativa con tal de que no afecte a los buenos resultados de la actividad pública”. ¿Cabe mayor “eficacismo” que el de pretender “legalizar a posteriori” los aparcamientos realizados o los inmuebles construidos con exceso de volumen? ¿No es “eficacista” adecuar las normas, que deberían ser previas y generales, a lo proyectado? Pero Nieto continúa: “El dilema entre eficacia y legalidad existe ciertamente, pero su naturaleza es más bien teórica e incluso retórica. Porque en la vida cotidiana el conflicto que habitualmente se presenta es entre la legalidad y los intereses reales –y por lo común ocultos- del partido”. Según lo cual, y más concretamente, sería legítimo preguntarse: ¿Hay intereses reales entre la gente del partido gobernante en Valladolid –militantes y simpatizantes- en la construcción de aparcamientos o en las grandes operaciones inmobiliarias en marcha? Conociendo, como nos consta que conocen, las recomendaciones unánimes y reiteradas de la Unión Europea y de inmensa mayoría de los expertos por evitar la construcción de aparcamientos rotatorios en los centros de las ciudades, ¿por qué siguen promoviéndolos? ¿A quién beneficia realmente esa política de aparcamientos? La única forma de evitar sospechas es la transparencia.

El epílogo del libro de Paul Ricoeur Lo justo 2 (Madrid, Trotta, 2008) se titula “Citación como testigo: el desgobierno”. Y llama la atención sobre la responsabilidad política. Es magnífico. Entiende que cualquier cargo público debería estar dispuesto a rendir cuentas de su gestión “ante una instancia habilitada para pedírselas”, y debería “hacerse cargo de la buena marcha de la institución” de que fuera responsable, incluyendo, obviemente, “la acción de sus subordinados”. Pues bien, como todos sabemos y podemos constatar a diario (acabamos de ver un ramillete de casos), pueden darse hechos patentes de desgobierno y no tener que rendir cuentas de ellos políticamente ante nadie. En el lado de lo penal la cuestión está muy clara. La calificación de los hechos punibles debe ser precisa y prevista, así como la escala de los delitos y las penas. Pero en el lado político “es mucho más difícil determinar el campo de aplicación de aquello que llamaría, si me lo permite, hechos de desgobierno, que, en lugar de ser definidos previamente, son el asunto mismo de la investigación en un proceso que consiste en rendir cuentas”. Lo más parecido a una instancia ante la que rendir cuentas suelen ser las comisiones de investigación. Pero está claro que deberá implementarse, inventarse, alguna nueva institución en la que se ventilen los hechos de gobierno y desgobierno, de forma que estos últimos no queden políticamente impunes. Insistimos: no planteamos un problema penal, sino político. “Una vez que se ha superado la obsesión por el castigo -sigue Ricoeur-, pueden ser consideradas en toda su amplitud las culpas del desgobierno”.

Para analizar los hechos de gobierno y, en su caso, desgobierno, no basta con evaluar la actividad de los cargos electos. Debería ponerse a la luz, con transparencia, el desarrollo completo del proceso de toma decisión de que se trate. Ver cómo se ha organizado la información previa, con qué medios se ha contado, quién ha informado de qué, y cuáles han sido sus recomendaciones, advertencias o indicaciones. Ricoeur nos dice nuevamente: “El público, a mi juicio, conoce poco los problemas ligados a las relaciones entre el ministro y su gabinete, el papel de los asesores, de los consejeros técnicos, de los expertos, al frente ellos mismos de la tecnoestructura”. Y sin embargo es conveniente, para la salud democrática, conocer ese funcionamiento y el papel jugado por cada uno. Se necesita una instancia que analice las tomas de decisión fundamentales y un lugar donde se puedan rendir y pedir cuentas por las decisiones tomadas. La democracia no se agota en las elecciones. En preciso, es urgente, buscar un lugar, unas personas y un estatuto de funcionamiento que, aunque sea de forma incipiente, pueda cumplir ese cometido.

Su ausencia envenena la vida civil. Es lógica la indignación de los afectados, de quienes han comprado un piso en un inmueble que ha sido declarado ilegal o de quienes han soportado meses de obras por un aparcamiento que ahora se cierra. ¡Es injusto!, dicen. Y con razón. Pero el problema, naturalmente, no está en quien reclama el cumplimiento de la ley, sino en quien efectivamente la incumple. ¿O es que se prefiere que no haya leyes, o que habiéndolas no se respeten? La semana pasada el alcalde de la ciudad dijo, en otra de sus asombrosas declaraciones, que iba a “animar a la empresa concesionaria a que se querelle contra estos señores” -Asamblea Ciclista, Ecologistas en Acción, Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid y Grupo Municipal de Izquierda Unida- ¡porque el juez les ha dado la razón!. Y ahí es donde nos encontramos con el Concejal de Planificación, Infraestructuras y Movilidad, Manuel Sánchez Fernández. Es el primer responsable de todo este tinglado. o uno de los primeros. No puede escudarse permanentemente detrás del alcalde. Ni él ni ningún otro cargo político, y mucho menos ningún técnico. Tiene que dar la cara y asumir como propia la responsabilidad que asumió al jurar el cargo el 18 de junio de 2007.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||