Detalles del post: Una calle hasta la playa

19.03.09


Una calle hasta la playa
Permalink por Saravia @ 22:05:10 en Lugares imaginarios -> Bitácora: Mundos

Visitando Iounalao

Vista de la isla de Saint Lucia, donde nació Derek Walcott (imagen procedente de arqhys.com).

Localización: El Caribe. Descripción: El pueblo más importante de Iounalao consta de una sola, blanca y calurosa calle, que desemboca en la playa, principal lugar de encuentro de toda la población. En esa calle se concentran las pequeñas tiendas, los casinos, una botica. Varios cafés y cantinas, entre los que sigue sobresaliendo el más antiguo, No Pain Cafe. Al norte, una arboleda de campeches espinosos (anaranjados ya, por el soplo del mar) que esparce “árida sombra”. Forma parte de una vieja finca, de la que aún se ven los restos del molino y las calderas o pailas para hervir azúcar. En muchas casas se cultivan huertos de ñames y crecen emparrados de buganvillas. Hay una laguna detrás de la iglesia, “y, en ella, hundida como una palangana, la imagen esmaltada de la luna llena”. En el mar, bajo las aguas (que a veces –dicen- adquieren un tono rojo vino), algunos pecios. Informador: Derek Walcott en Omeros (Nueva York, 1990; ed. Esp. En Barcelona, Anagrama, 1994). Tema: Un solo elemento (una calle, una plaza), que abre a un espacio natural (la playa, en este caso), de forma que en esa confluencia se concentren la vida urbana y los significados.

[Mas:]

Argumento: Iounalao significa “donde se encuentra la iguana”. Al crearse la isla, “la alborada corrió gota a gota por sus valles, la sangre salpicó los cedros y la arboleda se inundó de la luz del sacrificio”. Luego, “las piraguas se acurrucaron en la arena como perros con ramitas entre los dientes”. La anchura del mar penetra la ciudad, mientras en la playa los isleños montan a caballo o escuchan canciones. Y allí está, sentado en un cajón, “en la penumbra para hacer café”, el bardo del pueblo, conocido como el Viejo St. Omere, o Monsieur Seven Seas. “Ciego como un velero bajo la lluvia”, afirma haber navegado por todo el mundo.

Derivaciones: A veces los proyectos urbanos parecen redactarse para constituir un solo ámbito de interés, que los justifica por completo. Lo habitual es una calle o una plaza, pero también puede servir a ese propósito un muelle o un crescent, por ejemplo. O cualquier otro espacio social. Se piensan como paraísos “en los que hay que creer para entrar en ellos”.

Ejemplos: Un pequeño proyecto de los británicos Chris Genter y Susanne Schlinder para Urban Habitats (premiado en Charlottesville, 2005) es de factura sencilla. Forma una pequeña calle central para peatones que atrae la ordenación, pero no desemboca en parte alguna de interés. Ésa suele ser la carencia. Potenciar una vía ha sido frecuente. Muchas de las aperturas de calle valoraban extraordinariamente la fuerza de las nuevas vías respecto al tejido circundante, pero en muy pocas ocasiones (si es que ha habido alguna) morían en un ámbito natural atractivo. Y si nos referimos a una plaza, o un paseo, llegamos a conclusiones parecidas. En Lisboa, por ejemplo, las calles bajan hacia la plaza del Comercio. Pero en ésta, finalmente, falta la naturalidad que da la playa. Y lo mismo sucede en el malecón de La Habana, por ejemplo. Hablamos de memoria; pero no nos resulta fácil encontrar modelos con ese remate fresco, amable, de la playa natural. Eso sí; contramodelos hay por todas partes. Se nos representa claro, nítido, en Marina D´Or (espacios urbanos sin valor, playas echadas a perder). Para tener más posibilidades de éxito (en sentido caribeño, omérico), habría que rastrear las pequeñas poblaciones. Pues la ciudad, a poco tamaño que tenga, y si no se cuida específica, atentamente, acaba con la poética sugerida por Walcott. Pero hemos seguido en detalle la costa cantábrica y no hemos encontrado aplicaciones de este patrón. No hemos visto ninguna población que, desde una calle, se vierta hacia la playa; y que ésta sea el lugar por excelencia. Y sin embargo, lugares así tiene que haber. Y proyectos urbanos que los faciliten, o al menos que los busquen.

Opinión: Es un tema interesante, atractivo, con muchas posibilidades y no demasiados riesgos. La combinación de una calle muy urbana que desemboca en un espacio natural, abierto, elemental, como la playa, es inmejorable. Y tampoco es difícil imaginar otras combinaciones de similar efecto, allí donde no haya playa: abrirse a un río, a una pradera, a una cornisa natural. Tiene que ser un lugar abierto, desde luego, donde pueda resonar el eco de aquella playa caribeña.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||