Detalles del post: Defectos de forma

07.04.09


Defectos de forma
Permalink por Saravia @ 16:56:44 en Lugares imaginarios -> Bitácora: Mundos

Hooloomooloo no es lo mismo que Palagonia

Figuras deformes en los muros de la Villa Palagonia, Bagheria, Sicilia. Detrás, construcciones banales, recientes; delante, algunos cactus. (Foto de 2007, procedente de socalgalopenwallet.blogspot.com).

Localización: Hooloomooloo es una de las islas del archipiélago de Mardi, que está situado en el océano Pacífico, a la altura del Ecuador. Descripción: Está llena de rocas y cubierta de matorrales achaparrados. Informador: Herman Melville, en Mardi, and A Voyage Thither (Nueva York, 1849; que sepamos, no hay traducción al castellano). Tema: La aceptación.

[Mas:]

Argumento: También se conoce como Isla de los Deformes, pues a ella llevaban los habitantes de las islas vecinas a los niños nacidos con cuerpos asimétricos. Sin embargo, sus habitantes no saben que son deformes y explican a los viajeros que el hecho de que una persona sea fea o hermosa depende de quien la juzgue.

Derivaciones: En efecto; cuando un juzgado alude a defectos de forma, es imposible dejar de pensar en algo (persona, animal o cosa) considerado y visto como deforme. Y como tal, rechazado. Por eso los habitantes de otra isla, llamada del Realismo (lo cuenta ahora G. K. Chesterton, en Alarms and Discusions, Londres, 1910; y lo recuerdan Manguel y Guadalupi), planearon la construcción de una catedral, donde todos los animales de la tierra treparían por sus paredes, y todas las cosas feas se verían convertidas en belleza común. Lamentablemente no llegó a completarse nunca, por interferencia de los clérigos y los poderosos.

Carlos Reyero, en un capítulo de su libro La belleza imperfecta (Madrid, Siruela, 2005), titulado “Deformes”, nos informa de la eterna (y ya bastante cargante) vinculación en el imaginario colectivo entre pobreza, deformidad y maldad. “En la tradición clásica, que ha conformado el pensamiento europeo moderno y contemporáneo, existe una innata asociación entre bondad y belleza. En consecuencia, lo feo, lo deforme, lo monstruoso es rechazado”. La Biblia (esa novela tan cruel) lo dice sin tapujos: “Ninguno de tu estirpe según sus generaciones que tenga una deformidad corporal se acercará a ofrecer el pan de tu Dios. Ningún deforme se acercará, ni ciego, ni cojo, ni mutilado, ni monstruoso, ni quebrado de pie o de mano, ni jorobado, ni enano, ni bisojo, ni sarnoso, ni tiñoso”. En consecuencia, algunos artistas de distintas épocas han considerado que la sola presentación de las deformidades sin carga moral, era ya suficientemente revolucionaria.

Ejemplos: Hay dos grados diferentes de incorporar las deformidades al hecho urbano. El primero se basa en la aceptación. Iniciar los trabajos de ordenación a partir de lo que hay, sin tabla rasa de ninguna clase. Es decir: Hooloomooloo. El segundo, hacer de la irregularidad norma, obligación. Lo cual, por extraño que pueda parecer, no es algo inédito. No es algo tan desacostumbrado. Viene al caso la conocida historia de uno de los príncipes de Palagonia (Catania), deforme y contrahecho, que decidió hacer de su rareza una estética y crear un canon de belleza que le fuera favorable. Hizo anómalas todas las estatuas de su palacio (la extraordinaria Villa Palagonia, en Catania). Cuenta una leyenda que D. Francesco Ferdinando II, príncipe de Palagonia, deforme y contrahecho, decidió hacer de su rareza una estética y crear un canon de belleza que le fuera favorable. Hizo anómalas todas las estatuas de su palacio (la extraordinaria Villa Palagonia, en Catania). Todas jorobadas, desfiguradas. Lo pobló de animales monstruosos y caricaturas antropomorfas. Colocó multitud de espejos cóncavos y convexos que distorsionaban las imágenes, rompían las siluetas y ridiculizaban al observador. Extraños candelabros que daban una luz equívoca. Y sillones que obligaban a forzar la postura de quien se sentaba en ellos. Así, todos los invitados al palacio se convertían en deformes esbozos de sí mismos.

¿No será esa misma técnica la que se está aplicando, por ejemplo, en Valladolid, una ciudad ya deformada y mutilada en los años 60-70, y que en los últimos años se ha propuesto radicalmente contrahecha, a imagen y semejanza de los intereses de los grandes promotores? Una ciudad que cada día se parece más al diagrama de los precios del suelo, constituidos como el principal canon estético. ¿Otra Villa Palagonia? Si la ciudad es, de alguna forma, un espejo de la sociedad que alberga, tal es la imagen que nos está devolviendo Valladolid. Valladolid-Palagonia: lugares hermanados.

Opinión: Es obvio: Hooloomooloo sí, Palagonia no.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||