Detalles del post: Una ciudad para Alicia

02.05.09


Una ciudad para Alicia
Permalink por Saravia @ 21:42:07 en Lugares imaginarios -> Bitácora: Mundos

Las distintas velocidades del País del Espejo

Norah Jones, en una imagen del vídeo de Come away with me (youtube.com).

Localización: El País del Espejo está situado en algún lugar del otro lado del College de Christ Church, en la Universidad de Oxford. Se llega a través de las dependencias del decanato (la chimenea de la sala de estar). Descripción: Hay un paisaje muy agradable de colinas, bosques y arroyuelos. Pero todo es bastante raro. Hay jardines, como el llamado de las flores vivas (parlantes). Senderos, como el del sacacorchos, que da toda clase de vueltas y revueltas y te lleva siempre al sitio de partida. Campos, como el del ajedrez, surcado por una serie de diminutos arroyuelos “en línea recta de lado a lado, y las franjas de terreno que quedaban entre ellos estaban divididas a cuadros por unos pequeños setos vivos que iban de orilla a orilla”. Alicia pensó: “¡Se diría que está todo trazado como sí fuera un enorme tablero de ajedrez!”. Un río con bancos de algas donde se agarrotan los remos, enmarcado por juncos olorosos. Algunos árboles ladran, como los guayabos (precisamente se llaman así por esa cualidad: guau, guau). Una tienda pequeña y oscura, repleta de toda clase de curiosidades. Pero cuando ibas a tocarlas resultaba que el estante estaba vacío. Muchos objetos son también peculiares. Pero otros son más habituales, como el reloj de la repisa de la chimenea, que tiene en su esfera la cara de un viejecillo que mira con picardía, como la mayoría de los relojes de aquí. Informador: Lewis Carroll, en Alicia a través del espejo (Londres, 1871; accesible en este enlace). Tema: Compatibilizar los distintos tiempos de los habitantes. En el País del Espejo, si uno se lo propone puede detener el tiempo sin afectar el tiempo de los demás. Y el tiempo va lo mismo hacia atrás que hacia adelante.

[Mas:]

Argumento: Es un espacio complicado, pues sus características cambian constantemente. Ir de un sitio a otro no lleva tiempo, es instantáneo. El tiempo también es variable. Y el idioma. Está gobernado por dos familias reales: las Rojas y las Blancas. El acceso debería mejorarse, pues hay que subirse a la repisa de la chimenea de la sala de estar del decanato, esperar a que el espejo se empañe y aprovechar ese momento para pasar al otro lado. El cristal del espejo se disuelve y deshace entre las manos, como si fuera una bruma plateada y brillante. Manguel y Guadalupe opinan que en este país se prueba la refutación del espacio (ocupa varios kilómetros cuadrados, pero nadie llega a sus distintos lugares recorriendo esos kilómetros, sino en ningún tiempo). En fin, todo algo raro.

Derivaciones: En realidad, el espejo ya lleva implícito ese juego de fantasías que se dicen ilusorias y vanas. En muchas pinturas clásicas, el espejo es el aliado del diablo. Hay un proverbio que incluso lo señala como “el verdadero culo del diablo” (Sabine Melchior-Bonnet, Historia del espejo, Barcelona, Herder, 1996). Quien confíe en sus ilusiones, se decía, tiene que estar loco. “El mundo de las ilusiones pertenece a Satán, mientras que la consistencia pertenece al reino eterno”. Pero, una vez más, hemos de preferir la nave de los locos. En el País del Espejo, como en cualquier otro, no coinciden los tiempos de sus habitantes. La ciudad de los ancianos no es la misma que la de los jóvenes. Ni la de éstos de reduce a la de sus padres. Y qué decir de la ciudad de los niños. Los requerimientos al espacio urbano de esas temporalidades también son muy distintos. En las ciudades aún conviven, en mayor o menor grado, los tres espacios definidos por Virilio: el agrícola, vinculado a la velocidad del hombre o la velocidad del caballo de labor; el espacio-tiempo, que deriva de las condiciones que introduce el sistema ferroviario y, después, el automóvil o el avión; y el espacio-velocidad, el mundo de la telemática, de la televisión, donde los mensajes circulan a la velocidad de la luz, determinando las condiciones de una comunicación instantánea. Pero no sólo hemos de ver esas tres modalidades del tiempo urbano, sino muchas más.

Ejemplos: Cualquier espacio urbano que tienda a compatibilizar tiempos distintos, ritmos diferentes, nos podría servir de modelo, de referencia, para nuestra ciudad del espejo. Los elementos críticos serán las interfaces, esos espacios de “bruma plateada y brillante” donde se establecen los contactos y las transiciones. Cámaras de doble puerta, esclusas de aire donde los astronautas (¿quién no lo es?) se preparan para entrar en la cápsula o salir al espacio. A uno y otro lado, realidades diferentes. Mientras unos duermen, los otros trabajan: ¿qué los separa? Algunos vecinos están en la ciudad de vacaciones disfrutando de su periodo de descanso, pero otros son los trabajadores que la mantienen en marcha: ¿cómo se distinguen? Unos ciudadanos buscan la tranquilidad en el parque, otros hacen bullir los motores sobre la autovía: ¿dónde está la frontera? ¿Cómo conseguir paz en los conventos de clausura (la ciudad oculta) rodeados de turistas por todas partes? Entre los pastores de la dehesa y los viajeros del tren de alta velocidad que la atraviesa, ¿quién gestionará el encuentro? ¿Quién dibuja en la cafetería de la facultad el límite que separa a profesores y alumnos? ¿Quién establece acuerdos entre nómadas y sedentarios? Los hay que pasan mirando a los que permanecen, y quienes quedándose siguen con la vista a los que se alejan: ¿quién integra hoy en día la Townless Highway (Carretera sin ciudad) y la Highwayless Town (Ciudad sin carretera), como quería Munford? ¿Quién juega al ajedrez de la ciudad? En el fondo del mar Rojo, junto a la ciudad de Eliat, ¿quiénes son actores y quién espectador?: ¿los clientes del restaurante submarino Red Sea Star, o las criaturas marinas que perplejas alrededor pasean?

Opinión: Consideramos que se trata de un tema prometedor, posiblemente útil. En el vídeo de Norah Jones se cruza un ritmo lento, un viaje, un espejo y una suerte de Alicia.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||