Detalles del post: Debajo de los pastizales

04.11.09


Debajo de los pastizales
Permalink por Saravia @ 22:27:42 en Una ciudad como su nombre -> Bitácora: Mundos

43. La ruina

Interior de una ruina

En la ciudad se dan la mano los logros y las ruinas. Los primeros se celebran, pero a las últimas la legislación no quiere ni verlas, e impone su pronta demolición: limpieza de ruinas, de escombros, de restos de toda decadencia. Y sin embargo, no está mal su compañía en ciertos días. Hoy, por ejemplo.

[Mas:]

1. Primero sólo serán casas abandonadas, de las que escapan los signos de la vida, paulatinamente. En el silencio, los rincones parecen volverse contra el visitante (“abandonada, vuelve a ser la casa / con la conspiración de sus rincones / y postigos por donde ya no pasa / la arenilla de las conversaciones”: Horacio Rega). Al cabo de un tiempo comienza a extenderse un olor especial, propio de los lugares deshabitados. Sigamos con Rega: “Es primogenitura de baldío / el taciturno piso, donde, impuro, / suelta su olor el tuétano del frío”. Colonizan la casa los insistentes habitantes de los lugares solitarios: el grillo, la enredadera, quizá alguna pareja clandestina. “La casa abandonada, amada por el grillo y por la enredadera” (Olga Orozco) es también adornada por verbenas inútiles: “¿No adviertes que (...) tus verbenas orlan inútilmente / las cintas verdes que nadie recorre? / Tu follaje ha crecido a su tiempo, / y la ligereza de las doradas mariposas, / el zureo de los palomos / y la ardiente cigarra del olivo, / dan el espacio frágil / donde la vida como otros años transcurre” (Gil-Albert, “Elegía a una casa deshabitada”). La vida corre.

2. Comenzará el deterioro. Leamos el arranque de un poema de Horacio Salas titulado “Las casas” (incluido en “La corrupción”): “La destrucción comienza en esas casas / que van dejando al aire sus ladrillos, / restos de papel floreado sobre la medianera / y escaleras que no llevarán a ninguna parte. / A veces los balcones permanecen como si se resistieran / a dejar los últimos restos de vida de la casa, / como si pretendieran cubrir la decadencia de las puertas / arrumbadas sobre el desnivel de los baldíos, / donde la oxidación se ensaña con las viejas persianas. / Siempre hay una flor que brota como una sombra más entre las sombras / que aún recorren el olvido de las habitaciones derruidas. / Los impúdicos restos, los dibujos de hollín en las molduras, / un número de teléfono escondido en un retazo de papel / que burla la intemperie, subsisten todavía, / pero nada podrá salvar las casas”. Los ladrillos al aire y los restos de papel. Las escaleras sueltas, la oxidación, las sombras y las flores. Y un número de teléfono en un papel: qué imagen. Poco a poco, la plácida hiedra acabará carcomiendo las construcciones: “Lentas, las estaciones trazan su curva eterna / sobre esta torre plácida que la hiedra carcome” (William Ospina). Las casas se mueren.

3. Y entonces llegará la ruina. La mayoría, sin encanto, tan sólo “hórridas ruinas sin belleza”. Aún quedarán, entre los esqueletos de las construcciones, algunos restos, minúsculos, de vida. “Públicos esqueletos aún guardan fibrillas vivientes” (Guillén, “Ruinas con miedo”). Por las grietas (heridas), cada vez más abiertas, hasta el pasado huye. “Y aquel a quien amaste, el que entreabrió los muros por donde tu pasado huye sin detenerse como por una herida”. Y finalmente, aquel a quien amaste acabará reduciéndose a signo: únicamente será “ahora una mancha de humedad en las paredes del primer aposento”. Quedará con la ruina, soledad y silencio. Siempre la misma soledad, la misma ruina, idéntico silencio. “La soledad, las ruinas y el silencio / siempre los mismos” (citas de Olga Orozco). En ocasiones, cuando la ruina cunde, pervive el huerto. “¡La casa! Sólo el huerto pervive. Y el silencio / que extiende su ramaje, su penumbrosa harina. / Hay polvos y campanas y lágrimas y nadie. /¡El aire, el aire que habita como el liquen su reino!” (Fernando González-Urízar, “La casa”). Se extiende el polvo sobre las construcciones y las gentes. “Sobre las poblaciones / una lengua de polvo podrido se adelanta / rompiendo anillos, royendo pintura, / haciendo aullar sin voz las sillas negras (...) / todo se cubre de un sabor mortal / a retroceso y humedad y herida” (Neruda, “La calle destruida”). Se extiende el desánimo: “Entré en mi casa; vi que, amancillada, / de anciana habitación era despojos, / mi báculo, más corvo y menos fuerte; / vencida de la edad sentí mi espada. / Y no hallé cosa en que poner los ojos / que no fuese recuerdo de la muerte” (Quevedo). Se extiende el asco: “Asco de tiempo nuevo en calle muerta / ceniza y esperanza remordida entre la torpe ruina / escombro y sangre” (Faget).

4. Más adelante, los cambios, las transformaciones, esa forma de olvido: “Las descascaradas flores de mampostería / que atestiguan las transformaciones como una manera del olvido”. Los rostros y sus recuerdos se hunden en el silencio: “Cada día estrujamos un nuevo fragmento del pasado; / un día los rostros de la antigua ciudad / habrán cambiado su voz, / y comenzarán a hundirse en el silencio de las fotografías. / Los muertos también se habrán llevado su recuerdo” (Salas). Y finalmente, los pastizales acabarán cubriéndolo todo. “Grandes ciudades que vivieron milenios y quedaron luego convertidas en pastizal de gamuzas, en campos de caña y de maíz” (Séferis). “Ruinas perdidas en lecho ya seco de ciénaga enorme” (Unamuno). Y nosotros, al fondo del fondo de las ruinas que yacen bajo los pastizales y las ciénagas, resistiendo: “Esto que veis aquí, / tan solo esto: / un escombro tenaz, que se resiste / a su ruina, que lucha contra el viento / que avanza por caminos que no llevan / a ningún sitio. El éxito / de todos los fracasos. La enloquecida / fuerza del desaliento...” (Ángel González).

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||