Detalles del post: La ciudad más densa que ahora se valora

10.01.11


La ciudad más densa que ahora se valora
Permalink por Saravia @ 19:44:31 en 100 ciudades -> Bitácora: Plaza

Reconsideración de la historia urbana de Berlín

Transformaciones en el Berlín originario (imagen procedente de deutsches-architektur-forum.de).

Berlín empezó tarde. De hecho, sólo empieza a ser ciudad de referencia a finales del XIX. Hasta llegar a esas fechas en que se puso a la cabeza de las ciudades europeas, sufrió un proceso de desarrollo con el que los berlineses se mostraron muy críticos: la construcción de las Mietkasernen. Hegeman y Eberstadt, los dos urbanistas más conocidos que aglutinaron ese malestar, opusieron ese modelo berlinés al modelo inglés, que consideraban (como todo el mundo entonces, por otra parte) mucho más adecuado.

[Mas:]

De manera que al terminar la 1ª guerra mundial, todo lo que se había hecho hasta esos años en Berlín quedó marginado en favor de las propuestas del Movimiento moderno, que empezaban a encontrar amplio eco en todo el mundo. Sin embargo, ese denostado proceso de las Mietkasernen (tenement houses) había dado lugar a desarrollos muy valiosos que precisamente se está revalorizando en la actualidad. Ahora, en los primeros años del siglo XXI, se está empezando a entender que configuraba un movimiento diferente que tenía sus propios valores, y que, como decimos, ahora se están revindicando. Lo cuenta Harald Bodenschatz (Berlin Urban Design. A Brief History, Berlín, DOM Publ., 2010), a quien seguimos (y de qué forma) en este post.

Mientras París y Viena (lugares de referencia para Europa) planteaban un urbanismo de renovación, el Plan de Hobrecht era como el Cerdá, un plan de extensión. Pero mientras Cerdá planteaba la conexión con el núcleo existente, Hobrecht lo dejaba a su aire. Y en este proceso de extensión (con avenidas grandes, desarrollos en torno a multitud de espacios libres y plazas, especialmente en la zona suroeste de la ciudad, dio lugar a interesantes desarrollos para la burguesía con espacios verdes. No todo era la imagen de las casas hacinadas que criticaba Hegeman, sino que alrededor de la Kurfürstendamm, por ejemplo, se formó un buen número de desarrollos de iniciativa privada con edificios y espacios muy cuidados, tipologías densas, pero bien relacionadas con el transporte, con un grado alto de urbanidad. Que tenía la ventaja, además, frente al modelo inglés, de que no comprometía el territorio (evitaba el pecado de la expansión y despliegue por el territorio, la dispersión).

Antes de la 1ª guerra mundial estaba, por tanto, una tercera vía urbanística que se desarrollaba en Berlín, que empezaba a pesar en la historia europea y que ofrecía un modelo de urbanización alternativo. Una expansión urbana atractiva a base de casas de vecinos, compacta, que competía claramente con el modelo inglés de las unifamiliares. Expansiones que, por cierto, también se daban en París, Praga o Viena. Pero lo cierto es que en términos de cantidad y calidad Berlín era el modelo: una contribución que ha sido totalmente desestimada en la historia del urbanismo y que fue interrumpida como consecuencia de la 1ª guerra mundial. (Por supuesto, Berlín también tiene su periferia suburbana con ciudad jardín. Por ejemplo: entre Berlín y Postdam). Después de la guerra, en el corto periodo de entreguerras (hasta la llegada de Hitler al poder) se produce la eclosión de la vivienda promovida públicamente (la época de la Britz de Taut). Berlín y toda Alemania se convierten en país de referencia para un desarrollo que después se generalizaría en todo el continente, dando lugar al modelo subsidiado, llevado en algunos casos al exceso (los grandes ensambles, que luego se han convertido en zonas conflictivas).

El objetivo era intentar dar alojamiento a una clase media baja, pero los desarrollos de esa época no lo consiguieron. Las casas construidas resultaban más caras de lo esperado, y sólo llegaban para la aristocracia de la clase trabajadora. La influencia de todos estos desarrollos, en los años posteriores a la 2ª guerra, entra en crisis. Y además empieza la competición entre el este y el oeste. Al margen de actuaciones como las del barrio de Hansa, o la del entorno de la avenida Stalin (luego Karl Marx), o de los edificios laminares del centro histórico que se construyen en el este, los problemas surgen cuando, primero en el oeste y luego en el este, se lanzan a hacer los macropolígonos del exterior, en el extrarradio. Sobre todo cuando el oeste liga esos crecimientos a la demolición de los viejos barrios de mietkasernen. Un proceso que suscita la reacción airada de sus pobladores, que reivindican poder seguir en su barrio, arreglándolo. Es el momento en que empieza a gestarse el modelo llamado de “reconstrucción crítica” (el IBA y todo lo que le acompañó). En los años 60 y 70, tanto el este como el oeste, puede decirse que pierden el sentido de la medida. Pero a partir de los 80, al mismo tiempo que se presentan operaciones de prestigio, en las que Berlín trata de vender su modelo de intervención crítica (tipo Krier, con operaciones más urbanas), hay también un movimiento soterrado, menos brillante, que lo que trata es de rehabilitar esos barrios tan criticados por los especialistas, pero tan valorados por sus ocupantes, que lo que quieren es mejorar sus espacios públicos y arreglar sus viviendas.

Una de las actuaciones que contribuye a dar cuerpo a ese movimiento es la experiencia del Block 118, en Kreuzeberg, distrito de Charlotemburgo. Una operación que se realiza con una demolición parcial, muy selectiva, de unos pocos edificios. Esta forma de renovar, que será más tarde conocida como “renovación urbana cautelosa”, contribuye a deslegitimar la estrategia de demolición generalizada de áreas, ligada a la construcción de grandes operaciones en el exterior. Dos personajes que lideran este movimiento son Kleihues y Hämer (que luego dirigirían el IBA). Desde luego Berlín no era en esos momentos un modelo para la recuperación histórica (ahí estaban Bolonia, Amsterdam o Cracovia). Pero, en su propio camino, lo que hizo Berlín en esos años fue la preservación de la ciudad de finales de XIX.

Con la caída del muro esta coexistencia entre las operaciones estrella, con interés mediático en el mundillo de la arquitectura, y las otras, se acentúa con un curioso sentido de la oportunidad. Para llenar los nuevos espacios que se obtienen alrededor del muro, se buscan proyectos de imagen, contundentes (y ahí es donde se proponen las actuaciones de Hans Kolhof, creando dos zonas de rascacielos como contrapuntos del skyline berlinés tradicional; uno de ellos ya prácticamente terminado, que es el entorno de Postdamer Platz, y el otro interrumpido apenas iniciado, que es el de Alexander Platz. Y por otro lado, en los barrios consolidados, tanto al este y al oeste, se reivindica una política diferente. Que nuevamente puede plantearse como una vía de rehabilitación diferente a la que se propone, por ejemplo, en Bolonia. Esta tipo de operaciones ha empezado ahora a dar sus frutos en bastantes zonas.

Las autoridades de la República Democrática propusieron, en los 80, una política de recuperación de los edificios del XIX que sirve ahora como referencia (Husemannstrasse). En el oeste hay que hablar nuevamente de Kreuzeberg, que aún estando prevista una demolición amplia, finalmente ha sido mucho más selectiva. Los principios de la renovación cautelosa se pueden ver especialmente en Prenzlauerberg, uno de los distritos más activos. Lo mismo que en Friedrichshain. Se han determinado algunas áreas, muy pocas, de crecimiento potencial, mientras que el resto son espacios libres protegidos. Berlín está decidido a evitar el sprawl. Ahora también está en marcha una política de ir ocupando espacios públicos (incluso algunos enormes viales) con nuevas manzanas, o con ampliaciones de las existentes. La política de construcción de nuevos suburbios ha sido abandonada. Los esfuerzos se han dirigido al centro. Pero no para oficinas, sino para vivienda. El Planwerk se propone reducir las áreas de tráfico de automóviles, se remodelan los productos del urbanismo modernista y se incluyen las áreas que se pueden construir (gracias a estas modificaciones), para áreas residenciales orientadas hacia la clase media. Se aprovechan vacíos que ya existen y se ocupa espacios, densificando el conjunto, pero no como en Amsterdam (aprovechando los muelles), sino construyendo en zonas afectadas por el muro. Y también se rehabilitan las operaciones de la socialdemocracia.

Los retos ahora del urbanismo berlinés se dirigen, por un lado, hacia la reconstrucción de las áreas obsoletas (el entorno de la estación central, el aeropuerto de Tempelhof); y por otro lado hacia la estabilización de los distritos de la clase obrera, que se han ido convirtiendo en distritos étnicamente diversos. Hay que hacer un esfuerzo de fortalecimiento de los centros de estos distritos, recuperando los edificios, conservando y potenciando barrios bien diseñados en beneficio de los residentes, como soporte de la economía local, reforzando su compacidad, densidad y mezcla de usos. Ese es el que probablemente será el movimiento que se va a ir consolidando en estos años, a la vez que se completen también algunas operaciones singulares que se plantearon al derribarse el muro, y que son las más conocidas. Todos estos temas se han estado moviendo, pero con menos proyección internacional que las operaciones de Postdamer Platz o Alexander Platz. Lo que para nosotros es especialmente valioso es que aquellos asentamientos de casas de vecinos, discriminados durante décadas, ahora se reivindican y se rehabilitan. Se aprecia esta política urbana por sus múltiples ventajas, y se hace una ciudad más vivible: ésa es la cosa.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories

  • Urblog
  • Náufragos
  • Territorios
  • Mundos
  • Plaza

  • Urblog

    bitácora principal de urblog sobre urbanismo y derechos humanos...


    participar


    Buscar



    sindicar

    _______________________

    código original facilitado por
    B2/Evolution



    !


    || . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||