Detalles del post: Esquemas de composición

11.01.08


Esquemas de composición
Permalink por Saravia @ 00:25:57 en Técnicas -> Bitácora: Mundos

Comentarios sobre los croquis de estructura urbana presentados.

Grupos 3 y 4 en clase, el 10 de enero de 2008. En primer plano, Andrés Osuna y Pablo Iranzo.

La mayor parte de las propuestas de estructura que se suelen plantear pueden acabar funcionando bien o mal, dependiendo de cómo ser resuelvan más adelante, al concretar los detalles. Porque esta operación de "composición general", o de "estructurar la zona" no es, en mi opinión, tan determinante como se suele creer. Aunque es cierto que hay algunas fórmulas o técnicas que, al aplicarlas en la composición del sector, permiten trabajar después relativamente cómodo, o con ciertas garantías sobre los resultados finales.

[Mas:]

Lo cierto es que también sucede lo contrario, y con demasiada frecuencia. Se ven a menudo soluciones de ordenación general que están bien planteadas, pero que caen en errores formales importantes, que acaban por malbaratar las buenas decisiones antes tomadas. Porque la calidad formal también es un componente de la ciudad, nada despreciable. Los fallos se deben, por un lado, a la falta de conocimiento o práctica en el diseño urbanístico. Pero por otro, a la carencia de habilidades compositivas en general (control de las direcciones, proporciones, enlaces, etc.). Veamos algunas técnicas útiles para facilitar una buena composición general.

1ª) Visión amplia. La escala amplia da muchas pistas para organizar bien un sector. Las grandes pautas de la ciudad, por un lado, o del campo, por otro, suelen servir bien para que la ordenación de una pieza menor tenga sentido, desde el punto de vista morfológico.

2ª) En cualquier caso, y sin perjuicio de las ventajas de mantener los elementos preexistentes de toda índole, debe tenerse siempre presente que el orden agrícola (al que se debe, generalmente, la estructura de parcelas y caminos del exterior de la ciudad) es muy distinto del urbano. Empeñarse en ordenar el exterior de la ciudad a partir del mantenimiento a ultranza de los elementos agrícolas no es muy razonable.

3ª) Una de las primeras operaciones debe ser la de “tomar el territorio”. Colonizarlo. Y la cruz cuele ser útil. Formar una cruz (o alguna de sus variantes: el aspa, o la cruz de dos brazos transversales, etc.), sobre el suelo a ordenar sirve para agarrarlo desde el principio. Desde luego, esos viales que formen la cruz deben tener trascendencia: salir del ámbito a través de alguna carretera o camino o paseo existente. No pueden morir en el territorio, sin más.

4ª) Hay que definir y controlar bien los accesos al sector desde el primer momento. Controlar desde dónde se puede llegar, tanto en coche como (principalmente) andando. Y tener en cuenta que en las grandes vías rodadas especializadas (las rondas, las autovías, etc.) los accesos deben guardar unas distancias mínimas que son muy exigentes.

5ª) No hay que obsesionarse con solucionar el tráfico rodado por encima de todo. Es un elemento más, no el fundamental. Hay que organizar el tráfico rodado, el tránsito peatonal, prever el movimiento del transporte público, la posibilidad de carriles bicis, etc. Y todo ello desde el principio.

6ª) La dirección que adopten los ejes principales es clave. Quizá sea la decisión de composición más determinante. Conviene que vaya apoyada en (o sea paralela a) los elementos lineales más potentes del entorno. Las líneas que tengan más presencia, una geometría más clara, etc. (Pueden ser vías de tráfico, bordes rectos de láminas de agua, el ferrocarril, etc.). No debemos olvidar que estamos haciendo geometría.

7ª) Para organizar la relación con elementos lineales “naturales” u orgánicos (de geometría variable, mixta, etc.) es útil formar una banda verde por la que discurra con cierta libertad la línea de que hablamos (una acequia o arroyo, un camino sinuoso, etc.).

8ª) No olvidemos que las vías, aunque tengan una dimensión (la longitud) mucho más importante que la otra (la latitud) no son líneas. Tienen anchura siempre, y muchas veces alcanzan los 30, 40 ó 50 m. y más de ancho. Hay que dibujarlas, desde los primeros croquis, con su anchura.

9ª) También hay que controlar, desde los primeros croquis, las dimensiones de las manzanas. Debemos tener en cuenta que siempre, de una forma u otra, formamos manzanas. Incluso cuando hacemos “racimos”, o fondos de saco también formamos manzanas más amplias, de una dimensión mayor. Pero el territorio siempre se estructura finalmente en malla.

10ª) Llenar los espacios sobrantes de verde es una solución demasiado banal. El ideal es que no dé la sensación de que queda ningún espacio sobrante; que el diseño sea tal que dé la impresión de que todos los espacios existentes se han formado a conciencia. Y así, las preexistencias que se mantengan, integren o conserven, deben quedar dentro de la zona como si las hubiésemos puesto nosotros.

11ª) En todo caso el área debe respirar. No agobiar ni a los edificios, ni a los caminos, ni a las manzanas... que todo respire.

12ª) Para localizar los equipamientos, no olvidemos que los hay de distinto tipo. Unos requieren proximidad a las viviendas y acceso seguro (los colegios, por ejemplo), mientras que otros deben estar en zonas de cruce, en contacto con otros barrios, etc. (espacios comerciales, por ejemplo). No debemos ser tacaños con la dimensión de estos espacios.

13ª) hay que prever, también desde el primer momento, la disposición de varios tipos de vivienda diferentes.

14ª) Y, muy importante, hemos de comprobar qué prevé el plan general (y otros planes, si fuese el caso) en el entorno de nuestro sector, para diseñarlo conforme a esas previsiones. No podemos actuar fuera de nuestro ámbito, pero sí podemos inducir soluciones para más adelante. Si definimos un gran eje verde, por ejemplo, que apunta con coherencia hacia algún espacio significativo, es probable que al organizar la zona adyacente más adelante, los redactores del plan de esa zona prolonguen ese eje. Aunque hay que trabajar con la idea de que quizá no lo hagan, y que en ese caso nuestro eje no quede sin sentido (que también funcione, aunque sea de forma ensimismada).

Veamos ahora algunos croquis iniciales para la organización de las zonas de trabajo (uno por ámbito y grupo).

1º. Zona de Valdechivillas. Croquis realizado por Raquel Quintero y Verónica Villoslada. Se trata de un esquema en retícula, que ocupa todo el espacio disponible. A partir de él, y manteniendo una finca existente, se inserta un espacio verde en el interior con el mecanismo de eliminar algunas manzanas o parte de ellas. Es una fórmula sencilla, pero muy agradecida. Se organizan cuatro grupos, cuatro espacio diferenciados en torno a plazas o parques centrales en cada uno de ellos. Lo enmarcan el canal del Duero, la carretera de Renedo y el camino de Cantahornos. Se ve cómo se prevé la disposición de varias tipologías y usos, por manzanas (o piezas de media manzana) completas. El verde y el equipamiento principal se sitúan junto al canal.

2º. Prado Palacio Berrocal. Propuesta de Ana García Cerrudo y María I. González Juárez. En realidad han presentado tres esquemas complementarios. La red de caminos existentes, que de por sí es complicada en la zona (son caminos agrícolas), sirve, reforzándola y adecuándola, para armar un espacio que se sitúa junto al centro hípico. No hay posibilidad de plantear otros accesos distintos a los existentes, lo que supone un auténtico problema, que excede a las decisiones del sector. Se plantea un camino en el borde de la cornisa. Y un bulevar interior a las manzanas, de carácter verde, además de un amplio parque junto al borde, donde se sitúan los principales equipamientos. Las manzanas son regulares y abiertas (o mejor, semicerradas). También se organiza en el esquema el viario secundario, y la disposición de diversas tipologías edificatorias que se abren hacia la ciudad.

3º. Las Riberas. Esquema de Mónica Latorre y Carlos Rodríguez Fernández. Son unos croquis decididos, muy atractivos. En un esquema se plantea una gran avenida verde, con acequia protegida, y un parque en el oeste. Vías verdes peatonales, “provenientes de antiguos caminos”, y la cañada Real como vía principal de acceso rodado al sector. Los equipamientos se proponen junto a la cañada, además de la presencia de bloques de pisos que formarán un “frente urbano”; mientras que en el resto se prevé “vivienda jardín con manzanas abiertas y convivencia con comercio”, en mezcla de uso, siguiendo la dirección de la cañada. En otros croquis se indican, además de unos esquemas del perfil general, las relaciones del sector con el territorio que lo rodea y las principales vías del ámbito (camino viejo de Simancas, pinar, etc.). Y se completa la descripción anterior. En los ámbitos de vivienda unifamiliar, circulación tráfico en anillos unidireccionales a partir de las vías principales. También se prevén zonas verdes interiores conectadas con el río y el pinar, aprovechando los caminos existentes y la acequia de riego.

4º. Páramo de San Isidro. Esquema presentado por Eva Fuertes y Judith Fuertes (con alguna corrección posterior). Se dispone una banda verde alargada, junto al canal. La dirección adoptada no es la del canal, sino la de la calle principal del barrio de las Flores. El canal queda (y el camino de Hornillos) dentro de una banda más amplia, de geometría clara, dentada. La trasera se mantiene curva. Se organizan varias conexiones: por ejemplo entre la vía curva y calle secundaria del sur. Se localizan los dos principales equipamientos con la pretensión de que repartan la vitalidad y centralidades. Véase también la proporción entre calles de distinta anchura (y la dimensión del ensanchamiento del acceso). Aunque el croquis esté sin concluir, las manzanas no dan contra el límite. Conviene dibujar en autocad o con escuadras. incluso en los primeros croquis, porque la vista (y la mano) engaña. Aunque también sucede lo contrario: a veces hay que confiar en la mano, en la intuición para localizar bien las cosas o decidir las distancias.

Un ejemplo real. A continuación se exponen unos croquis de la ordenación de varios sectores. Es un trabajo sencillo. Por supuesto, los números que deben cumplirse están estudiados. Como se ve, están localizadas, en las distintas manzanas, el número de viviendas máximo y mínimo, y también se señala la localización de los otros usos que garantizan el cumplimiento del índice de variedad. O la localización de las viviendas protegidas. Y las distintas tipologías, etc. Por cierto, no se ha ido a agotar los números máximos que permite la ley (los milagros existen).

Pero nos interesa sobre todo comentar ahora las pautas de composición. Se trata (ya se ha dicho) de un esquema sencillo, ortogonal. Tiene interés ver cómo se articula con las calles existentes. También sirve para ver cómo se diseña, a tramos y con vistas a un futuro más o menos lejano, un viario en anillo interior a los sectores: se ha previsto la posibilidad de un enlace que dejaría una “ronda interior” con un trazado correcto (con tramos rectos y curvas de enlace, no como un río ni como una autopista de juguete). Desde luego, las calles no tienen por qué ser de tráfico rodado: el eje principal que se diseña es básicamente peatonal, y en algunos tramos se separa lo peatonal de lo rodado.

También conviene observar cómo ir desplazando un eje por medio de plazas de transición. El tamaño de las manzanas se corresponde con la tipología de viviendas prevista. Atentos también a la cuña verde y al tamaño equipamientos. Se ha puesto cuidado en conseguir una clara jerarquía de calles. Mejor que plantear todas con 12 ó 14 m. de anchura, ir a unas mayores y otras menores: da más juego. Y por último (y por supuesto) se asumen las construcciones existentes dentro de la ordenación que se propone.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

participar


Categories


Mundos

Para las asignaturas de “Planeamiento de Nuevas Áreas” y “Gestión y ejecución del planeamiento” de la Escuela de Arquitectura de Valladolid


Buscar



sindicar


_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||