Detalles del post: Ruderales en los diedros

01.01.10


Ruderales en los diedros
Permalink por Saravia @ 21:56:10 en Pequeñas cosas -> Bitácora: Mundos

Los buenos encuentros

Flores en el encuentro del edificio y el suelo en un collage de Cambridge (imagen procedente de reggie.net)

A veces se oye decir que el uso de vegetación en los edificios es un recurso fácil que tiende a ocultar defectos de diseño. Pero tal afirmación no tiene fundamento. La mezcla de construcción y vegetación puede permitir una integración amable de ambos factores del entorno, mucho más favorable que su separación drástica y brusca. Los edificios parecen menos aislados de la naturaleza si se promueve el desarrollo de plantas trepadoras en alguna de sus paredes (o los famosos jardines verticales); y los suelos con hendiduras, que tienen un comportamiento más adecuado respecto al agua que los impermeables, y ofrecen una imagen más acogedora. Pero es en el encuentro entre paredes y suelos donde las líneas o superficies de plantas pueden resultar más interesantes.

[Mas:]

Una manera de hacer algunas de esas fronteras o costuras de la edificación (aristas, esquinas, diedros) deliberadamente ambiguas entre lo natural y lo construido se basa en el uso de plantas, conforme al modelo de las ruderales que espontáneamente crecen en los bordes de los caminos o las grietas de las ruinas (ruderal procede del latín rūdus, escombro, despojo). Margaritas, tréboles o amapolas, entre varios centenares de especies, pueden crecer a gusto en esas bandas de tierra que, como en la imagen de Cambridge de la cabecera, se pueden formar en el encuentro de la edificación y el suelo. Es cierto que muchas de las plantas ruderales se establecen con rapidez, pero que desaparecen a la misma velocidad; pero hay otras que permanecen indefinidamente, tanto en formas herbáceas como maduras. Además pueden disponerse en tales bandas plantas vivaces, trepadoras, flores de bulbo, coníferas enanas o arbustos que den más estabilidad a la plantación, aunque siguiendo el mismo principio estético de las ruderales que colonizan los escombros y las brechas.

Aparte de aquella naturalidad que comentamos (las plantas se mueven con el viento y cambian con la luz del sol), pueden encontrarse otras ventajas estéticas en esta solución. Pues permite verlas como una suerte de sfumato del paisaje urbano, que difumina las aristas, suaviza los perfiles y ofrece en su entorno una luz de equívoca (pero sugestiva) calidad. Aumentan además la sensibilidad del conjunto al paso del tiempo, a la sucesión de las estaciones y el crecimiento de las plantas, y contribuyen al registro de las sucesivas irregularidades que puedan darse. Por último, al requerir el cuidado activo de las plantas (limpieza, aporte de agua y nutrientes, atención al viento, la luz y el sol, drenaje adecuado, etc.), la calle entera parece, por bien cuidada, más confortable. Nos habla de un orden social más reposado.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

Comentario de: Saravia [Member] · http://urblog.org
Una imagen contundente de esta misma propuesta, aquí:
http://en.wikipedia.org/wiki/File:Ecoquartier_Vauban_Freibourg3.JPG

http://en.wikipedia.org/wiki/File:Ecoquartier_Vauban_Freibourg3.JPG
URL 03.01.10 @ 00:08
debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories


Mundos

Para las asignaturas de “Planeamiento de Nuevas Áreas” y “Gestión y ejecución del planeamiento” de la Escuela de Arquitectura de Valladolid


participar


Buscar



sindicar

_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||