Detalles del post: Marville y las tardecitas de Buenos Aires.

23.09.13


Marville y las tardecitas de Buenos Aires.
Permalink por Poto @ 18:27:24 en Lugares imaginarios -> Bitácora: Mundos

Para Chío.

Del póster

Localización: norte de Francia. Descripción: está dentro de una película, El Rey de Corazones (Le Roi de Coeur, 1966) que sitúa la acción en los embates finales de la Primera Guerra Mundial. Informadores: Philippe de Broca y Horacio Ferrer. Tema: ya sé que estoy piantao, piantao, piantao…

[Mas:]

Marville, finales de 1918. Las fuerzas aliadas avanzan sobre un batallón alemán que se repliega minando su retirada, pueblo incluido, en el que dejan una bomba armada. Sospechando la trampa, los aliados envían al cabo Plumpick (Alan Bates), para que rastree la bomba y la desactive. Al llegar a la ciudad, la encuentra abandonada salvo por los pacientes del manicomio, que libres campean y rigen la vida de su recién conquistado dominio. Reciben con entusiasmo a Plumpick, a quien nombran Rey de Corazones. A partir de aquí el cabo deberá gobernar mientras da con la bomba sin que cunda el pánico, abatido por el reloj y el amor que no tarda en profesar a la primorosa Coquelicot (Genevieve Bujold).

Dos mundos se suspenden del corazón de Plumpick, prendado de un exuberante elenco de personajes extravagantes, poéticos, entrañables, que bullen felices al compás de la excelente banda sonora de Georges Delerue, girando sobre los tres tiempos de La Valse Tordue (¿el vals descarriado?).

Entonces, una tarde de la primavera de 1969 llegó Horacio Ferrer al apartamento de Astor Piazzolla y Amelita Baltar enajenado por la percusión de un mantra lunfardo inspirado por los maniquíes de los escaparates de la avenida Santa Fe, a los que sintió guiñar el ojo: “Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...".

Versos de chiflados, un tango en ciernes y el recuerdo de una película que habían visto un par de años atrás, en la que poesía, vals y alienación venían maravillosamente asociados. Nació “Balada para un loco”, con sus 60 compases de vals, 34 de tango y algunos entre recitado y balada, que se negó a grabar Pugliese porque hablaba de un "barrio oligarca", porque sin duda no había visto la película, o se agarrotó en el mástil de lo seguro y cotidiano para no ceder a la voz muelle y arenosa de Amelita Baltar.

O no lloró la historia de amor, ese otro sentido de ciudad. El que andamos mirando cómo lo mata la condenada realidad.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

Comentario de: Poto [Member]
El post se lanzó triste sobre esos versos iniciales de Horacio Ferrer, que acudieron inclementes martilleando el clavito del último post, como a quien le abandonan en un interminable día de ayer, castigado como Sísifo.

Esta vez nadie otra vez, ni sintiendo a los maniquíes mirar. Cómo no "piantarse".
URL 23.09.13 @ 19:02
debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories


Mundos

Para las asignaturas de “Planeamiento de Nuevas Áreas” y “Gestión y ejecución del planeamiento” de la Escuela de Arquitectura de Valladolid


participar


Buscar



sindicar

_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||