Detalles del post: El silencioso tejido del espíritu, una vez más

10.08.08


El silencioso tejido del espíritu, una vez más
Permalink por Saravia @ 21:00:06 en Poética, Arquitectura -> Bitácora: Plaza

Dos escritores en El País: Fernández Galiano el 5 de agosto y Zizek dos días después

Sarajevo en llamas (imagen procedente de rtve.es)

Zizek recuerda los peligros de la poesía y la vinculación de “una (especie de) poesía” en la limpieza étnica de la antigua Yugoslavia, mientras Fernández Galiano minimiza la situación de los derechos humanos en China al aplaudir las nuevas grandes obras de arquitectura de ese país. Es curioso: el último cita a Zizek, en un artículo anterior; pero da la impresión de no haberle entendido.

[Mas:]

Son dos artículos publicados prácticamente seguidos, y curiosamente muy entrelazados en su contenido.

Fernández Galiano habla de la arquitectura en China

El arquitecto Luis Fernández Galiano dice en su artículo lo siguiente:

- que muchos (cuidado: no todos) de los arquitectos más conocidos trabajan para el actual régimen chino. Y parece que lo hacen a gusto.
- que ese régimen es acusado (por la mayor parte de la sociedad occidental y liberal) de no respetar los derechos humanos y de "nuevo colonialismo" en África (Darfur). En opinión del autor, esas críticas son exageradas: “Sólo falta acusar a los chinos de incrementar las proteínas de su dieta -provocando en cascada el aumento de los precios de los alimentos del mundo-". Pero no aporta un solo dato que contradiga los informes de Amnistía Internacional o de las demás entidades críticas. Ni un solo indicio.
- que ese régimen es también responsable del auge económico del gigante asiático. Y que la población le apoya mayoritariamente.
- que los mejores artistas chinos se han tenido que ir del país. (En efecto, este aspecto contradice su discurso, pero lo enuncia y deja sin resolver la contradicción).
- que las obras en China de aquellos conocidos arquitectos ocidentales no podrían haberse creado en otras condiciones.
- que a pesar de las críticas sobre derechos humanos, no se sabe si el sistema chino es perjudicial para sus ciudadanos: "¿Es el sistema chino perjudicial para sus ciudadanos?", se pregunta Fernández Galiano.
- y que por tanto, pelillos a la mar, es correcto que los grandes arquitectos trabajen para el actual régimen chino. Es más: quizá los chinos sean “los mejores” y su régimen, el mejor régimen.
- que este planteamiento también podría valer para Dubái o Kazajistán (de otro modo no son fáciles de entender las referencias que hace a esos países).

Zizek habla de la poesía en la antigua Yugoslavia

El filósofo Slavoj Zizek dice en su artículo lo siguiente:

- Radovan Karadzic, el político serbio acusado de ordenar la masacre de Srebrenica en 1995, se considera un poeta.
- su poesía, como la de otros colegas de su país en los mismos años, inducía a suspender las prohibiciones morales y alentaba la violencia étnica.
- la sociedad actual (occidental y liberal) está saturada de normas y reglas, de modo que los llamamientos a identificaciones apasionadas (en el caso de Karadzic, de identificación étnica nacionalista) y al olvido de ese pesado cúmulo de reglas puede verse como un llamamiento liberador.
- el sueño de “esa orgía destructiva” se concibió inicialmente en la poesía. Lo promovieron algunos poetas. “El sueño de la limpieza étnica lo formularon, hace muchos años, los poetas”.
- a corto plazo, los poemas nada cambian. Pero a medio plazo pueden ser muy peligrosos. Zizek recuerda cómo Hegel se refería al “silencioso tejido del espíritu”, a la “labor subterránea que va cambiando las coordenadas ideológicas, de forma invisible (...) hasta que de pronto estalla y sorprende a todo el mundo”. Eso es lo que fue sucediendo en Yugoslavia desde los años 70 y 80, hasta que estalló en los 90.
- lo dicho también vale para Hassan Ngeze, el Karadjic de Ruanda; para el austriaco Peter Handke y para otros muchos sentidos poetas.

Los límites de la poesía

Lo sentimos, pero no todo vale. La poesía es necesaria como el agua, pero no justifica todo. “Vivimos en una era que se considera a sí misma post-ideológica” (Zizek), en la que resulta difícil movilizar a la gente. Pero ciertos intelectuales, por la razón que sea (la mayoría lo hará de forma inconsciente, estamos seguros, pero efectiva), apoyan alguna causa superior como la religión, la pertenencia étnica o... ¿la arquitectura?, ¿el arte?, ¿la poesía?, ¿el sentimiento?, de tal modo que las reglas morales parecen a su lado una nimiedad.

Es cierto que algunas de las críticas al régimen chino pueden ser interesadas. Pero minimizar las “reglas de comportamiento” que se refieren a los derechos humanos, por ejemplo, por un puñado de “proyectos memorables”, no es de recibo. Son lecturas que pueden acabar haciendo mucho daño. ¿Que el mundo podría haberse quedado sin “un dragón dorado y liviano que es la mayor obra del globo” (el aeropuerto de Foster en Pekín), sin “un nido titánico de acero” (el estadio olímpico de Herzog y De Meuron) o sin “un rascacielos en forma de puerta doblada e inclinada” (el proyecto de OMA para la CCTV)? Es posible. Y desde luego sería tremendo vivir sin el dragón, el nido o la puerta doblada (es broma). Pero creo que podríamos soportarlo (esto no es ninguna broma).

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories


Plaza

otros contenidos de urblog relacionados con urbanismo y derechos humanos, democracia, territorio, paisaje, suburbios, economia urbana


participar


Buscar



sindicar

_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||