Detalles del post: El viejo Plan de Dar es Salaam

22.03.09


El viejo Plan de Dar es Salaam
Permalink por Saravia @ 14:10:26 en África -> Bitácora: Plaza

Se anuncia la revisión del Dar es Salaam Master Plan, realizado en 1979 por Marshall Macklin Monaghan Ltd.

Vista de Dar es Salaam, en una imagen procedente de amani-tours.com

El 5 de marzo pasado concluyó el plazo para que los equipos técnicos interesados presentasen ofertas a la Revisión del Master Plan de Dar es Salaam (un nombre que significa “refugio de paz”), y su sustitución por un nuevo Plan Estratégico de Desarrollo Urbano, al amparo de la nueva Urban Planning Act 2007. El vigente plan cuenta con 30 años; pero la revisión no se propone con el objetivo de replantear el entorno residencial de los cerca de tres millones de habitantes con que cuenta actualmente la ciudad, sino para “mejorar el clima de inversión, mediante la reducción de las limitaciones reglamentarias y administrativas sobre las operaciones del sector privado”, como expresamente se indica en la convocatoria. No en vano está financiada por el Banco Mundial (también colabora la Embajada de los Países Bajos y otras instituciones internacionales), en el marco de un “Proyecto de Competitividad del Sector Privado”. Nunca cambiarán.

[Mas:]

Dar es Salaam dejó de ser capital de Tanzania en 1996 (ahora es Dodoma); pero sigue siendo la principal ciudad del país, en todos los demás aspectos: económico, demográfico, comercial, industrial, social o cultural. Como decíamos, en los últimos 30 años ha contado con un Master Plan para organizar un enorme crecimiento que, curiosamente, estaba sorprendentemente bien calculado. Aunque resulta muy difícil encontrar la impronta de ese plan en lo que finalmente ha resultado ser la ciudad. Hemos tenido ocasión de consultar los documentos del actual Master Plan (gracias, Rafa), y exponemos a continuación unas notas sobre algunos de sus componentes. Fue realizado por la firma Marshall Macklin Monaghan Limited, Consulting Engineers Surveyors Planning, con oficina central en Don Mills (un barrio residencial de Toronto), Ontario, Canadá; y la financiación corrió a cargo de la Swedish Internetional Development Agency. Como todos los planes de las grandes ciudades africanas, se impone la presencia del Estado desde la primera página. En este caso el documento se inicia con una carta del equipo técnico dirigida a Mheshimiwa Waziri, Ministro del Territorio, Vivienda y Desarrollo Urbano de Tanzania, en aquella época. La carta, del 22 de octubre de 1979, figura en inglés y swahili; pero el plan está únicamente en inglés. Y en la siguiente página aparece una foto de Julios K. Nyerere, el ya fallecido presidente de Tanzania, para dar carácter oficial, al más alto nivel, al plan canadiense-sueco.

Es un plan de una generación claramente distinta a la de los planes británicos y franceses de los años 50-70. En su memoria se expresa la intención de inscribirse “en el contexto de las políticas nacionales y las realidades económicas”, evitando “la transposición de las normas occidentales en un entorno en el que las prioridades nacionales están, de hecho, en contradicción con esas normas”. Y así, por ejemplo, “las zonas industriales se han situado junto a los desarrollos residenciales, para reducir al mínimo los viajes” de la residencia al trabajo; y en el espacio libre “las normas reflejan las necesidades de la población indígena”. Se preveía la rehabilitación de las zonas residenciales existentes. En cualquier caso, y reconociendo que podrían cambiar las prioridades nacionales, se plantea “con la suficiente flexibilidad”. El plan, se continúa leyendo en su memoria, “es sólo una guía para los políticos, funcionarios públicos y los ciudadanos de las pautas de crecimiento más ventajosas”.

El plan se refiere a tres etapas de desarrollo. La primera etapa describe los programas que deben aplicarse y áreas que deberían desarrollarse para un crecimiento estimado que llevaría a una población total de 1,3 millones de habitantes en la región (de ellos 1,2 millones en la zona urbana), y un plazo de cinco años. La segunda etapa nos llevaría a 1,6 millones de habitantes y diez años de plazo. Y la tercera, hasta los 2,5 millones de personas (2,4 en la zona urbana) y unos veinte años. La población de 2005 (a los 26 años de la aprobación del plan) era de 2.456.100 habitantes. Bingo. En la primera etapa de desarrollo, se prevé ampliar el área urbana hacia los distritos de Mbezi (al norte), Tabata (al oeste) y Mbagala (al sur). También se planteaban nuevas áreas industriales. Y sobre todo se instaba a densificar áreas ya ocupadas. Para la tercera y última fase se preveía el desarrollo de la cuenca del río Kizinga, al sur del ferrocarril de Tazara. En este área hay numerosos ríos y arroyos; y su urbanización se dirigió a las crestas, evitando ocupar las zonas bajas. Todo el plan suena inequívocamente occidental. Hasta en el planteamiento (por otra parte interesante) de los carriles bici. Se centra, lógicamente, en el diseño de las infraestructuras.

Es curioso cómo se trata el difícil asunto de los desarrollos informales. Al estudiar el potencial de crecimiento de las áreas existentes (capítulo 8 del primer Technical Supplement) se establecen siete tipos diferentes de zonas residenciales homogéneas. Las seis primeras son fácilmente identificables: áreas de grandes parcelas con predominio de “unidades modernas”; áreas de pequeñas parcelas con predominio de “unidades swahili”; nuevos posibles sectores de “sites and services”; y mejora de otros existentes; zona incluida la Kariakoo); y zonas de expansión (en el área urbana). Pero la séptima se refiere a las “áreas no planificadas, con ocupantes ilegales”. De ellas se dice en la memoria: “Es difícil predecir el crecimiento futuro de estas zonas, ya que su expansión es el resultado de la combinación de diversos factores sociales y económicos. Dado que la razón de crecimiento es diferente para los distintos lugares, no es posible aplicar un factor de crecimiento común para todas las áreas”. A los efectos de identificar el potencial de “relleno” de cada una de ellas, se identifican tres tipos básicos. El tipo 1 se refiere a zonas “plenamente desarrolladas”, donde no cabe sino añadir nuevas “unidades” en los bordes. El tipo 2 incluye áreas donde “cierto grado de densificación aún parece posible”. Y el 3 designa otras áreas “poco asentadas y con un peso significativo de las tierras vacantes”.

Una de las aportaciones más significativas del plan es la propuesta de tejidos urbanos, que se expone en el capítulo 10 del mismo Technical Supplement). “Para organizar el futuro crecimiento de una manera ordenada y garantizar la adecuación de los centros de servicio se ha establecido una estructura para los nuevos crecimientos, que sirva de marco para el diseño de nuevas comunidades”. Se basa en la agrupación de 10 células de 10 parcelas cada una; para las que se recomiendan tres tamaños distintos (de 400 a 1600 m2). Se recomienda igualmente que las agrupaciones se realicen con piezas de similar tamaño, para que el tejido constituido funcione mejor. La trama básica de la estructura de la comunidad se desarrolla también para hipotéticas comunidades o barrios de unas 40.000 personas. La secuencia orgánica de la estructura de agrupaciones de vivienda, formación de vecindades y comunidades (para los distintos tamaños de parcela) se presenta en los sucesivos esquemas P13 –Plot-, 14 –Ten Cell Unit-, 15 –Sketch-, 16 –Housing Cluster Structure-, 17 –Neighbourhood Structure- y 18 –Community Structure-. Y un resumen, en el P19 –Summary Diagram-. Debe tenerse en cuenta que estos “módulo de planificación (…) se utilizan como elemento básico en la discusión de la estructura urbana general y el crecimiento de Dar es Salaam”. Los tejidos con los que realmente ha crecido la ciudad (imágenes procedentes de Google Earth en el Área Central, Mbagala, Zona Kaunda y Charambe) son elocuentes del voluntarismo del plan.

La situación urbana actual es preocupante. Según informa UN-Habitat, cerca del 70% de la población vive en asentamientos irregulares con escaso acceso al agua potable, al alcantarillado o a servicios sociales básicos. La gravedad puede estimarse en los brotes de cólera que comenzaron a aparecer desde 1990. Los residuos no se controlan adecuadamente, y se ha denunciado también un alto grado de contaminación del agua subterránea (por filtración desde fosas sépticos, vertidos de basura y penetración de aguas marinas contaminadas en las áreas bajas). Se recoge menos del 3% de los residuos sólidos generados; mientras que la mayor parte son quemados o abandonados. Además hay varios ríos en la ciudad, cuyo nivel límite de inundación es de 10 m, lo que lleva a frecuentes inundaciones de áreas ocupadas en los periodos lluviosos. Las áreas bajas a lo largo de la costa están expuestas a inundaciones marinas, mientras que la erosión de la playa en la costa norte de la ciudad ha resultado en la pérdida de instalaciones urbanas y turísticas.

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories


Plaza

otros contenidos de urblog relacionados con urbanismo y derechos humanos, democracia, territorio, paisaje, suburbios, economia urbana


participar


Buscar



sindicar

_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||