Detalles del post: La meta es viable

13.01.09


La meta es viable
Permalink por Saravia @ 01:02:06 en Restos del naufragio -> Bitácora: Náufragos

Sólo falta voluntad política para alcanzar la meta 11 de los Objetivos del Milenio y coraje cívico para exigirla

Viviendo en vagones de tren abandonados (Imagen procedente de 6climats6habitats.com)

En los primeros meses de 2005 se presentaron las conclusiones del “Grupo de trabajo para mejorar las condiciones de vida de los chabolistas”, en el marco del Proyecto del Milenio de Naciones Unidas. Se difundieron a continuación en un libro titulado Un hogar en la ciudad, Madrid, Ministerio de Vivienda, 2005). El texto tiene el aroma algo cargado de lo excesivamente correcto: le falta tensión, le falta enfado. Posiblemente sea lo que hay que hacer, pero ha corrido demasiado el tiempo de las falsas promesas. ¿No es ya momento de exigir? En cualquier caso lo que se plantea es de gran interés. Para África, para América, pero también para nosotros.

[Mas:]

¿O no nos atañe la recomendación de evitar por todos los medios los desalojos, ya que las demoliciones de chabolas “nunca han reducido la pobreza, crean la pobreza”? ¿No hay desalojos en España? ¿No nos implica el objetivo de “mejorar las condiciones de vida de los chabolistas”? ¿Ya no hay infravivienda? ¿No hay en nuestras ciudades lugares donde la mejora del transporte público y los senderos peatonales puedan contribuir a “aumentar las opciones de los pobres”? ¿No tiene interés aquí el “apoyo a la construcción en pequeña escala, (que) reduce los costes de edificación y genera empleo”?

Con todo, uno de los apartados más interesantes del trabajo se refiere a la disponibilidad de suelo, que ha de buscarse “adecuado y asequible en lugares céntricos y con buenos servicios”. Para conseguirlo se aplicarán medidas “políticas, planificación y una legislación adecuadas”. Es decir: urbanismo. Sabemos que “los pobres raras veces cuentan con recursos para adquirir suelo, de modo que ponerlo a su disposición por su coste nominal o gratuitamente es el inicio de la mayoría de las campañas para mejorar sus condiciones”. Y conviene, según Naciones Unidas, “hacer hincapié en la integración socioeconómica de los asentamientos chabolistas e informales”, reconociendo formalmente “la diversidad de mercados de suelo, formales y sumergidos”, con preferencia a la solución que ha venido defendiéndose años atrás, consistente en la de integración de los segundos en la economía formal.

Entre las posibles actuaciones está, por supuesto, el recurso a la expropiación. Pero también la asignación directa de suelo público, la aplicación de aprovechamientos de suelo “socialmente responsables”, técnicas de gestión de suelo innovadoras (como “compartir el suelo”), promoción o restitución de los procedimientos de usucapión, y otros. Igualmente se habla en el texto, atención, de la necesidad de llevar a cabo “programas didácticos para profesionales (planificadores, arquitectos, ingenieros, etc.) y funcionarios (administradores públicos y otros)”, implicando a todos los actores del suelo urbano y urbanizable. Una frase lapìdaria resume esta última proposición: “Los profesionales deben bajar a la tierra”.

En el último capítulo del informe uno de los epígrafes se titula: “La meta es viable”. La meta es la número 11 de las definidas en los Objetivos del Milenio; y ya va siendo hora de que recordemos su enunciado: “Mejorar considerablemente la vida de por lo menos 100 millones de chabolistas para el año 2020”. Teniendo en cuenta que más del 40% de la población urbana de los países situados “en las zonas en vías de desarrollo” (qué retórica tan anticuada) “vive en zonas de vivienda precaria”; y que “en los países menos desarrollados, aproximadamente el 78% de los ciudadanos son chabolistas”, podría incluso parecer aquel objetivo excesivamente prudente. Pues se cifra en torno a los 1000 millones el número de personas que viven en asentamientos precarios. Por tanto esa meta, por encima de su valor numérico, tendría su principal valor en invertir la tendencia actual de crecimiento general del chabolismo.

Y ese propósito, repetimos, es un objetivo viable, claramente factible. Según se dice en la publicación que comentamos, “una vivienda con un buen alquiler asequible u ocupada por su propietario con una tenencia segura es el activo central sobre el que los individuos y las familias levantan su futuro. El alojo (sic) con autoayuda asistida en forma de mejores casas o nuevas es la solución hacia la que convergen los paradigmas de adecuación, asequibilidad y seguridad”. La mejora de la vivienda tiene efecto multiplicador sobre el bienestar de la gente.

Las cuentas que se hacen para ese fin, cuidadosamente justificadas y extensamente pormenorizadas en el libro, resultan ahora (después de los multimillonarios planes de ayuda de 2008 a distintos sectores de la economía), casi candorosos. “La mejora de las infraviviendas y la oferta de alternativas a la formación de nuevas zonas de vivienda precaria exigirán aproximadamente 293.500 millones de dólares para el periodo 2005-20”. Unas cifras, recordemos, que no se refieren a uno u otro país, sino a todo el planeta. Y que “tal como muestran los cálculos detallados, una inversión de sólo 440 USD por persona podría mejorar de manera patente las vidas de 670 millones de chabolistas actuales y posiblemente futuros”. ¿Alguien puede decir que no es viable?

sigue este post xml

Comentarios, Pingbacks:

No hay Comentarios/Pingbacks para este post...

debes estar registrado para comentar


idioms

  • en <. . . english/français
  • es <--- español
  • fr <. . . english/français

Categories


Náufragos

apuntes para el libro Urbanismo para náufragos


participar


Buscar



sindicar

_______________________

código original facilitado por
B2/Evolution



!


|| . . the burgeoning city . . || . . la ciudad en ciernes . . || . . la ville en herbe . . ||